El Brexit disparó episodios de racismo en el Reino Unido

El primer ministro David Cameron advirtió hoy que no serán tolerados los incidentes racistas y xenófobos contra inmigrantes cuyas denuncias han crecido notablemente desde el jueves pasado cuando los votantes británicos decidieron que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE).

El Consejo de Jefes de la Policía precisó que desde que se celebró el referéndum el jueves pasado, aunque su resultado se conoció un día después, aumentó el 57% en el número de denuncias de incidentes racistas, comparado con los mismos días de hace un mes.

 

1

Pintadas xenófobas contra centros de ciudadanos extranjeros, gritos e incidentes callejeros e incluso camisetas con la leyenda “Ganamos, ahora mándenlos de vuelta”, así como cuentas de grupos ultranacionalistas inundan las las redes sociales -especialmente Twitter y Facebook- con leyendas como “Los refugiados no son bienvenidos”.

Aunque no está claro si el resultado del referendo de 23 de junio pasado provocó un aumento de la hostilidad contra los inmigrantes o si en los últimos días más gente ha decidido hacer públicas situaciones de racismo que ya se daban.

En su discurso ante el Parlamento, Cameron dijo que el gobierno “no tolerará los crímenes de odio” y prometió a las autoridades que tomará “cada paso que pueda” para evitar que la gente sea víctima de racismo, informó la agencia de noticias EFE.

“Tenemos la responsabilidad de unir a nuestro país”, agregó el premier británico.

Consideró inaceptable el abuso verbal sufrido por miembros de minorías étnicas en Reino Unido en los últimos días y que ha sido denunciado por múltiples usuarios en las redes sociales.

Preocupación

La preocupación por el aparente aumento de los episodios de racismo también fue expresada hoy por varios de los parlamentarios británicos durante la sesión en la que se discutieron las consecuencias de la salida de Reino Unido de la UE, en la cual Cameron respondió a preguntas sobre cómo será la transición.

Otros líderes políticos como el alcalde de Londres, Sadiq Khan, y representantes de los musulmanes advirtieron hoy acerca del aumento de las denuncias por episodios de xenófobias, como exigencias a ciertas personas a hablar inglés.

Khan, quien resultó elegido como primer alcalde musulmán de Londres el mes pasado, dijo que quería “defender la fantástica mezcla de diversidad y tolerancia de Londres”.

“Por eso es muy importante que estemos atentos a cualquier aumento de crímenes de odio o abusos por parte de quienes podrían usar el referéndum de la semana pasada como una fachada para dividirnos”, dijo Khan en una declaración.

También se ha informado de que a algunas mujeres musulmanas se les ha dicho mientras iban por la calle que abandonen el Reino Unido.

En Twitter muchos usuarios denunciaron supuestos incidentes racistas. El Consejo Musulmán del Reino Unido convocó a una reunión urgente de líderes políticos y civiles después de decenas de “manifestaciones conmocionantes de discursos de odio”. Entre éstas se incluyen pintadas racistas a un centro polaco en Londres; una protesta racista frente a una mezquita en Birmingham y varios reportes de “musulmanes y otros que fueron increpados con dichos como ‘¡regresen a casa!'”. El grupo recopiló capturas de pantalla con más de 100 ataques racistas en redes sociales desde el jueves. La comunidad polaca en el Reino Unido también fue blanco de ataques racistas.

El centro cultural polaco de Londres, fundado en 1964 y ubicado en el barrio de Hammersmith, amaneció ayer con unos grafitis insultantes en su puerta.

“Esta mañana, nos sorprendió y entristeció mucho descubrir una pintada realmente desagradable en la fachada de nuestro edificio”, dijo la presidente del centro cultural, Joanna Mludzinska, en un video difundido en Twitter.

En Huntingdon, en el condado de Cambridgeshire, en el este de Inglaterra, incluso se repartieron tarjetas impresas en varios sitios -incluyendo escuelas primarias- en las que se leía: “Abandonen la UE. Basta de plaga polaca”, tanto en inglés como en polaco, de acuerdo con informes de los medios.

En una declaración divulgada hoy, la embajada polaca en Londres señaló que está “conmocionada y profundamente preocupada por los recientes incidentes de abusos xenófobos dirigidos directamente contra la comunidad polaca y otros residentes del Reino Unido con herencia migrante”.

Human Rights Watch, con sede en Estados Unidos, urgió a los líderes políticos británicos -“en particular aquellos que apoyaron la campaña por abandonar la UE, que por momentos incluyó retórica anti inmigrante y anti refugiados”- que hablen claramente en contra del racismo y la xenofobia.

LaVoz.com.ar