Combat 18 está activo otra vez

Los miembros del grupo de extrema derecha “Combat 18” han logrado re-establecer estructuras en varios estados alemanes a pesar de la prohibición nacional que hace un tiempo cayó sobre ellos, han informado medios alemanes. Sin embargo, las autoridades no ven motivos para iniciar una investigación. Los funcionarios alemanes han tenido
cientos de informes de la actividad del grupo en los últimos años, según un informe. Berlín prohibió “Combat 18” en el año 2000, mientras que también prohibía a su organización madre “Blood & Honor”, una asociación neo-nazi activa en toda Europa. Mientras que “Blood & Honor” se ocupa principalmente de la propaganda, especialmente a través de conciertos extremistas y la producción y difusión de material de audio, “Combat 18” representa el brazo armado del movimiento y ha dirigido ataques contra opositores políticos, inmigrantes y periodistas en todo el continente .

La milicia se estableció por primera vez en el Reino Unido en 1992. El “18” en el nombre del grupo significa Adolf Hitler, que corresponde a la posición numérica de las letras “A” y “H” en el alfabeto. El grupo también recomienda el uso de pequeñas células “sin líderes” para llevar a cabo los ataques. La misma estrategia fue la utilizada con éxito por los terroristas nacionalsocialistas del subterráneo en Alemania, pero los investigadores no 2encontraron ningún vínculo entre las dos facciones neo-nazis.

La policía detiene a sospechosos de “Blood and Honour”

Según los informes, “Combat 18” ha logrado reactivarse en Alemania en los últimos cuatro años. Los funcionarios creen que la organización ha re-establecido estructuras en al menos siete de los 16 estados de Alemania pero el número exacto de miembros es desconocido. Se cree que la organización ha estado enviando fondos a otros países europeos, incluyendo a Hungría, para apoyar los movimientos locales de extrema derecha en toda Europa.

El “papel central” de Combat 18

Los servicios federales de seguridad y los fiscales mantienen bajo vigilancia las actividades del grupo, según el informe. Al mismo tiempo, la Fiscalía no ve motivos para iniciar una investigación sobre la cuestión. “A diferencia del gobierno federal, los expertos en antifascismo han intentado mostrar durante años el papel central de Combat 18 “, dijo la legisladora de Linke, Martina Renner, a NDR.